La Habana

septiembre 28, 2020

La Habana posee ese encanto de aquellos lugares que fueron robados al tiempo. Avenidas anchas, coches antiguos, todo viejo pero paradójicamente bello. Perderse por coloridas calles en busca de sus rincones se convierte en uno de los pasatiempos favoritos en la ciudad, siempre acompañados de música y sonrisas.

Lugar de contradicciones en el que existen dos monedas, una para turistas y otra para locales, y con ellas una grieta entre ambos mundos. Farmacias y artículos cuyos precios solo pueden ser alcanzados por la moneda para extranjeros, inaccesibles para los propios habitantes de la ciudad. República en la que sus gentes constan de lo necesario para subsistir, asistencia sanitaria, educación, comida y techo, pero a falta de libertad para elegir e información para decidir.

La despedida Previous post La despedida
Viñales Next post Viñales
Total: