Donde los dioses beben agua

diciembre 23, 2020

Este lago está situado en el cráter del volcán Chicabal. Los significados más populares para su nombre, son los provenientes del maya Mam, Wuchkab’al que significa “Lugar de truenos” o “Agua de espíritu dulce”.

Sus bosques son hogar del Quetzal y según cuentan los locales, tanto el volcán como la laguna son protegidos por los nahuales (representaciones de elementos de la naturaleza identificados por símbolos).

Es sin duda uno de los lugares más místicos que he visitado. Al bajar los más de 500 escalones que llevan hasta él, se apodera de ti la sensación de acceder a otro mundo. Hasta en los días más soleados, el final de la escalera se desvanece en la niebla, rodeado de la espesura del bosque, sólo queda la posibilidad de descender hasta uno de los lugares más sagrados de Guatemala, donde los mayas Mam aún tienen la posibilidad de comunicarse con sus dioses.

Nubes que acarician el agua uniendo de dos mundos, decenas de altares que representan la fuerte conexión de los indígenas con la naturaleza, velas, flores, silencio…

Cuenta la leyenda que antiguamente los habitantes de la zona usaban el agua de la laguna para las actividades cotidianas, por lo que la laguna se sintió poco apreciada y se retiró de su lugar original para esconderse en el bosque. Los sacerdotes mayas oraron y oraron para poder encontrarla. Y es por ello, no está permitido bañarse en sus aguas, pues desde entonces, fueron consideradas sagradas.

Fotografía Previous post Fotografía
Total: