Un lugar para sanar

noviembre 28, 2020

Las Fuentes Georginas son un paraíso natural de aguas calientes y azufradas, provenientes del volcán Zunil,  en Quetzaltenango.  El departamento guatemalteco ocupa menos de un 2% del territorio nacional, pero tiene una gran importancia en muchos sentidos. Es uno de los focos más importantes de comercio además de contar con una potente industria textil y licorera. Posee uno de los porcentajes de población indígena más alto de Guatemala, convirtiéndose en una zona perfecta para realizar una inmersión en la cultura e historia, no sólo del país, sino de toda Centroamérica.

De camino a las termas podemos observar a muchos de estos indígenas ataviados con sus coloridos trajes típicos recogiendo fruta, verdura y hortalizas, que más tarde se venderán en el famoso mercado de Almolonga.

El balneario cuenta con piscinas naturales rodeadas de bosques con vegetación increíble. El agua termal en contacto con la atmósfera, produce un vapor que confiere al lugar un halo de ensoñación que junto a los efectos de sus baños te dejarán la sensación de no saber si ha sido o sueño o algo realmente vivido.

Además de ser un paradisiaco lugar para relajarse,  a las aguas termales de las Fuentes Georginas se les atribuyen también facultades curativas, ya que contienen minerales beneficiosos para la salud.

Total: