La arrocera

noviembre 23, 2020

En la provincia de Ifugao se encuentran las colosales terrazas de arroz, entre las que destacan las de Banaue, Batad y Banga an. Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, estas terrazas fueron construidas hace dos mil años por la tribu indígena de los ifugao, en un entramado de manantiales que canalizan el agua de las selvas subtropicales, creando un sistema de riego impecable.

La zona de Banaue forma parte de la Cordillera filipina, un sistema de montañas que divide la isla de Luzón desde la costa este a la oeste, creando una cadena casi perfecta.

Banaue es un pueblecito escondido en las montañas que a pesar del turismo, no ha perdido su encanto. Los niños siguen sorprendiéndose de los extranjeros que caminan por sus calles, regalándoles sonrisas y miradas curiosas.

Es uno de esos lugares que  transmiten esa sensación de hogar, de olor a pan recién hecho, que no surge de los espacios sino de las gentes que los habitan.

Allí comienza una ruta de dos días, cuyo destino es el anfiteatro de terrazas de arroz de Batad, accesible solo a pie.

Discurre en su comienzo en el espesor de la selva, la frondosidad no deja pasar mucha luz, lo que hace aún más impresionante el momento en que se culmina la montaña. Cima tras cima, hasta perderse en el horizonte, se muestran majestuosas las montañas esculpidas por terrazas de arroz.

Es difícil no sentirse fascinado ante la grandiosidad de la naturaleza y el ser humano, mientras te preguntas cómo fueron capaces los indígenas de moldear este terreno tan abrupto.

Siguiendo los canales de riego que delimita cada terraza, se alcanza el pueblo de Cambulo que significa “aldea de bamboo”. Situada en un valle rodeado de arrozales nos encontramos con Awa, lugareña que se encuentra separando el arroz de su cáscara de manera tradicional.  Delgada y fuerte, Awa explica que las terrazas de arroz fueron asignadas por familia, y son muestra de estatus y riqueza, pues en aquellas tierras no hay apenas más medios de subsistencia que algunas gallinas y animales que utilizan para alimentarse, siendo el arroz utilizado como sustento y medio para comprar otras cosas necesarias.

Ella se encarga de las terrazas de su familia. Siembra, recoge, separa la cáscara y empaqueta en sacos el arroz, almacenándolo en una especie de silo hasta que es utilizado.

Total: